jueves, 23 de agosto de 2012

Un tren para mi país

Resulta más que llamativo que siendo la Argentina un país tan vasto no posea un tramado de redes viales que una de norte a sur y de este a oeste tantos puntos del país. A principios del siglo XX parecía que la Argentina iba a ser número uno en este tema pero lamentablemente quedaron solo sueños de grandeza evaporados en el aire. No resulta creíble que en pleno siglo XXI para trasladarse de una provincia a otra no podamos hacerlo, a través de un ferrocarril moderno, rápido, seguro y accesible.




En Europa los ciudadanos de diferentes países no sólo pueden hacerlo dentro de su país sino de un país a otro y en Argentina no podemos ni siquiera a Mar del Plata hacer ese trayecto. Sería interesante que los gobiernos aprovecharan la bonanza de la soja e invirtieran en infraestructura y mantenimiento de los ferrocarriles que son por excelencia la mejor manera de demostrar el avance de una sociedad.




  El tren además de ser un eficaz medio de transporte es, sin duda, motivo de unión y surgimiento de pueblos, trae progreso y crecimiento. Si hablamos de que es un país federal el nuestro, ¿cómo vamos a suponer que cada rincón del país no este conectado? Ojalá algún día los que tengan que gobernar entiendan esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada